lunes, 10 de octubre de 2011

Árbol de navidad

Hoy me he dado cuenta de que la mayoría de los grandes centros comerciales ya han empezado la campaña de navidad, y he recordado el árbol de navidad que creé el año pasado.
Para hacerlo cogimos ramas secas de los árboles de la ribera. Limpié los brotes que podían cortarnos y lo pinté con aerosol plateado. Como base usé una papelera de metal, llena de piedras para que sujetase bien. Después lo decoré con lazos y con figuritas de fieltro, unas bolas navideñas y unas piñas.







 Lo mejor de todo es que cuando acabaron las navidades no tuve que invadir el trastero para guardarlo: la papelera siguió sus funciones como papelera, los objetos de decoración sólo ocuparon una caja y las ramas, fueron cortadas en partes más pequeñas, sirviendo, la más grande, como guía para un poto, y las más pequeñas, tras añadirles unos abalorios con hilo de silicona, para decorar un florero (y cuando me cansé del mismo, como guías para las macetas de las ventanas).

No hay comentarios:

Publicar un comentario