domingo, 30 de octubre de 2011

Flores

Hoy me he dado cuenta de que un jardín sin flores es como un día sin luz, como una helada primavera, como una vida sin sentimiento, como un poeta sin poesía....
Y por ello os muestro mis jardineras, que me hacen sonreír cada mañana, entretenerme un par de ratillos a la semana y volver a tener contacto con la tierra, con la vida de vez en cuando.


Este rosal me lo ha regalado mi madre en mi último viaje a Madrid. También se aprecia uno de los pocos pensamientos que con la vuelta del calor han sobrevivido.

 Y aquí los geranios y banderillas (el rojo del fondo ha llegado a tener 15 ramos y ha sobrevivido a varias plagas de pulgón)

Aquí aparece un rosal enano que dábamos por muerto pero ha resucitado como un campeón....

Margaritas.

Pensamientos.

Crisantemos, margaritas y geranio rojo.

Orégano.

Menta.

Potulanca grandiflora. A la derecha se ve el rosal enano antes de florecer y a la izquierda la mata de margaritas sujetadas con las varas reutilizadas del árbol de navidad.

Viola cornuta.

Calluna de diferentes colores.

Pimientero (ahora todos los pimientos estan rojos)


Y cómo no, no pueden faltar plantas en el interior:

 Este poto lleva con nosotros más de 5 años (también regalito de mis padres)

Y éste es de un esqueje de anterior.

Estas fueron regalo de boda de mi amiga Cristina, realmente eran más y quedan menos :( , y venían en una cesta, pero para poder regarlas mejor y ya que reutilizo casi todo las trasplanté a esta sopera.

Y por último estas dos que no sé cómo se llaman y que ya no recuerdo si me las dio mi madre o mi abuela...

No hay comentarios:

Publicar un comentario