lunes, 7 de noviembre de 2011

Árbol de navidad con abalorios

Ya ha pasado Halloween y los raudos centros comerciales ya han expuesto todo su arsenal de juguetes y artículos navideños para recordarnos que tenemos que consumir y consumir, que oye, llega la paga extra y hay que invertirla en que los ricos se hagan más ricos. Y pobre de aquel infeliz que esté en el paro y no tenga ni para sustentarse, que le harán, si cabe, sentirse más desgraciado aún (de aquí a marzo, que recordemos que después vienen las rebajas) recordándole por doquier que en esta sociedad consumista no se es nadia ni nadie si no se disponen de buenos e innecesarios regalos alrededor del árbol de navidad.
Pues bien, aquí iré dando algunos truquillos para que lejos de darles a ganar un euro a todos estos individuos (que no quiero faltar al respeto aunque ganas me sobran) nos las apañemos reutilizando todo lo que tengamos por casa, y además, así podemos pasar en armonía estas largas tardes de frío y lluvias.


Mi idea para estas navidades ha sido crear éste "árbol" con alambre del 0,9 (que me sobró del ramo de mariposas, pero también se puede hacer con lana o varios hilos) y unos abalorios que tenía muertos de la risa porque me parecían excesivamente grandes y pesados para hacer collares o pulseras (aunque también podemos hacer bolas con papel de seda, o de periódico....).



Simplemente he engarzado los abalorios siguiendo sintonías cromáticas en grandes aros de diferentes medidas (después de las navidades haré otro post en el que podreís ver cómo se reutilizan).


Y más tarde los he unido entre sí verticalmente.


Como el alambre es muy moldeable he decidido no dejarlos rígidos, creándole hondas para que parezca que tiene más movilidad.
Todos los alambres han sido unidos en la parte alta, formando una especie de percha para poder colgarlo. Y ahora sólo me queda decidir dónde lo coloco y si le añado algún adorno más.
¿Alguna sugerencia?

No hay comentarios:

Publicar un comentario