jueves, 19 de diciembre de 2013

Corazón de cartón

¿Alguna vez os habéis preguntado por qué no guardar los cartones de los rollos de papel higiénico?

En Halloween ya mostré algunas de las cosas que se pueden hacer con ellos, y ahora, en navidad, había pensado en hacer una guirnalda para la puerta... pero después lo pensé mejor e hice un corazón para la habitación de la casa que con más mimo estoy decorando.

Para ello llevaba como un mes guardando todos los tubos de cartón. No tengo fotos del proceso, pero como es muy fácil os lo explico y seguro que lo entendeis perfectamente:

- Primero aplastamos los tubos y con una regla dibujamos rayas con un centímetro de separación entre una y otra.
- Después recortamos por las rayas y nos quedarán unas arandelas.
- Más tarde, unimos 6 o 5 (según los gustos) con cualquier pegamento de secado rápido y resistente.
- Cuando tengamos varias "flores" hechas, las extendemos sobre una superficie plana y amplia y le damos la forma que deseemos (guirnalda, corazón, una letra....). 
- Volvemos a aplicar el pegamento para unir las flores y una vez seco comprobamos que la estructura se sostiene.
- Si se desea se puede pintar. En mi caso usé spray de los de hacer graffitis, pero también se pueden usar acrílicos,  escribir mensajes con rotuladores, barnizarlos o dejarlos al natural.
- Y por último, para colgarlo, he usado tres puntas que apenas se aprecian, en el centro de las flores de los extremos.





¿Qué os parece la idea?

No seais tímidos y atreveos a hacer vuestros propios experimentos para decorar con mucho amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario