lunes, 13 de enero de 2014

Shrek tuneado



¿Veis éste muñeco?
De por sí ya es atractivo para un niño ya que sus colores llamativos y sus formas blanditas le hacen muy manipulable.

Pero si queremos darle una mayor utilidad pedagógica, podemos hacer que los peques trabajen su motricidad fina añadiéndole distintos broches, cierres o cremalleras.





También puede servir para que trabajen la empatía si el muñeco tiene una lesión, como en éste caso, que tiene el brazo "malito" y por eso tiene que llevarlo en cabestrillo:


¿Que dónde van las partes de los broches que faltan? Pues en una capa hecha con un trozo de tela de un viejo paraguas:


Como podéis observar, hay botones de distintos tamaños, corchete, velcro, clip, cremallera... es decir, una gran variedad para que los peques practiquen primero conlos más sencillos y según vayan aprendiendo, den paso a otros más complicados para ellos. 

Otra anotación por si decidís hacer algo similar: no os cortéis a la hora de meter hilos de variados colores ni telas con diferentes texturas, ésto les estimulará muchísimo y conseguiremos que aprendan a diferenciarlos al jugar con los muñecos.

Espero que os haya gustado este DIY y que disfrutéis tanto como yo lo he hecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario